La Reforma Monetaria en México de 1905


Peso Porfiriano o Peso FuerteAl iniciarse el siglo XX, México contaba con un sistema monetario regido por el bimetalismo oro-plata, con una amplia circulación de monedas de este último metal.

Este sistema requería que el Gobierno fijara la relación entre el oro y la plata acuñados, misma que se situó en 1 a 16.

Los particulares, conforme al principio de libre acuñación, entregaban oro y plata a las Casas de Moneda, y recibían a cambio monedas con poder liberatorio ilimitado. Asimismo, estas monedas se comerciaban libremente a nivel internacional.

La continua caída en los precios de la plata que se inicia a finales del siglo XIX, trajo como consecuencia que, bajo la relación oro-plata establecida, el valor de la plata, como mercancía, fuera menor a su valor como moneda.

Lo anterior, provocó que los particulares atesoraran oro y mandaran acuñar la mayor cantidad de plata posible. En la práctica, esto dio origen a un monometalismo de plata.

A nivel internacional, la mayoría de los países habían optado ya por el patrón oro, lo que puso al Gobierno Mexicano en una difícil situación debido, entre otros, a que la deuda externa se denominaba en oro, mientras que la recaudación se realizaba en plata.

Este hecho, inició el debate en México sobre la viabilidad de adoptar el patrón oro, lo que desencadenó la Reforma Monetaria de 1905.

Durante el siglo XIX se establecieron 13 casas acuñadoras adicionales a la Casa de Moneda de México, en diversas entidades federativas.

En los últimos años del siglo XIX, dichas casas fueron cerrando paulatinamente. Sólo subsistieron, hasta 1905, dos casas de moneda foráneas: la Casa de Moneda de Culiacán y la Casa de Moneda de Zacatecas.

La Reforma a la Ley Monetaria fue expedida el 25 de Marzo de 1905 y entró en vigor el 1º de Mayo de ese año.

Además de la reforma a dicha Ley, se modificaron diversas disposiciones en materia monetaria. Sus principales aspectos fueron:

1.- Mantener el tipo de cambio vigente con Estados Unidos (2 pesos por dólar), estableciendo una equivalencia teórica de 75 centigramos de oro puro por un peso.

2.- Establecer una relación de 1 a 32 entre el oro y la plata monetarios, sujetándola a la variación en los mercados internacionales de estos metales.

3.- Prohibir terminantemente, la exportación de pesos porfiristas o pesos fuertes.

4.- Se suprimió la libertad de acuñar oro y plata a particulares, por lo que este tipo de producción quedo de manera exclusiva a cargo del Estado.

Este nuevo sistema monetario, ocupo cuatro metales base, que vendrían siendo: oro, plata, níquel y bronce, además de consolidar el sistema decimal, dejando de una vez por todas fuera el sistema octal.

La acuñación de 8 Reales dejo de realizarse a partir del año de 1898, siendo sustituidas estas monedas por el Peso Porfiriano.

En resumidas cuentas, con esta reforma monetaria de 1905, se termina la época de Republica y Casas Foráneas e inicia la actual época de Estados Unidos Mexicanos.

Leave a Reply

newsletter software
error: Contenido Protegido. Travel-Leon.Net 2015