Leyendas: La Esquina de la Llamarada en León


Esquina de La Llamarada Don Pedro Morales, un curtidor de aquellos tiempos, era un hombre de edad madura sin ser precisamente un viejo, bien parecido y acostumbrado con cierta frecuencia a tener sus aventuras amorosas de vez en cuando, un buen día al salir del Templo de la Divina Providencia ubicado en la que es ahora la calle 5 de Mayo, su mirada se cruza con la de una dama de profundos ojos negros, cuya belleza le cautivó el corazón.

Don Pedro ilusionado empieza con ella un noviazgo y como el amor le era correspondido y el cual aumenta en corto tiempo, le propone matrimonio a lo que la distinguida dama acepta.

Mientras los preparativos de la boda se realizaban, Don Pedro compra un terrenito en la actual calle de los Hermanos Aldama esquina con la calle de Amado Nervo, en el cual empieza a construir lo que sería el hogar de la feliz pareja.

Ya cercana la fecha de la boda, la novia cae enferma de un mal desconocido que desgraciadamente la lleva a la tumba en cuestión de unas semanas. En el lecho de muerte la novia antes de expirar le dice a Don Pedro: "Yo no te dejaré nunca". Pero el destino que en ocasiones es cruel, se encargó de la separación física de la pareja.

Más de 10 años de soledad por la partida de su amada, Don Pedro marchitaba su existencia hundido en su trabajo tratando de olvidar su pena, sólo tenía el consuelo de una amiga que sabedora de su dolor trataba de animarlo por lo que después de un tiempo nace en Don Pedro una nueva esperanza de amor.

Convencido que sería buena compañera, le propone matrimonio y le ofrece terminar la casita que había dejado en obra negra en la calle de los Hermanos Aldama. Al llegar Don Pedro a la finca para reanudar la obra se asombra grandemente pues ve en el interior un resplandor como si se estuviera incendiando y junto con los vecinos entra para apagar el fuego pero grande es su sorpresa al comprobar que nada se quema y la llamarada desaparece.

Este espectáculo se repitió ante los ojos de Don Pedro por varias semanas siempre el mismo día y a la misma hora sin encontrar una explicación lógica, pero una tarde recordando a su amada muerta, se da cuenta que el día de la semana y la hora de su muerte coinciden con la de la aparición de la llamarada, y deseoso de contarle a su nueva prometida corre a su casa sin fijarse que era más temprano de la hora que acostumbraba visitarla, pero recibe una tremenda desilusión al verla despedirse por entre la reja de su casa cariñosamente de un galán a quien le dice: “hasta mañana mi amor, recuerda venir temprano pues más tarde no te puedo ver”.

Sin mediar explicación Don Pedro vaga sin rumbo fijo, enojado y lleno de tristeza llega a la finca ya casi terminada y en lugar de encontrar la llamarada al cruzar la entrada escucha las palabras de despedida de su amada al morir:
"Yo no te dejaré nunca". Desde entonces en el Barrio Arriba ésta esquina es conocida como la Esquina de la Llamarada.

This article has 2 comments

  1. […] This post was mentioned on Twitter by almitaGroPolo and Gerardo P. Garcia. Gerardo P. Garcia said: Travel & Fun – Leyendas: La Esquina de la Llamarada en León: Don Pedro Morales, un curtidor de aquellos tiempos,… http://bit.ly/eau6LC […]

  2. Informaci�n de BlogESfera.com……

    Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….

Leave a Reply

newsletter software
error: Contenido Protegido. Travel-Leon.Net 2015