Leer, ¿importa?


¿Alguna vez han escuchado hablar de lo poco que leemos los mexicanos? Cada año hacen estudios y las cifras nunca son muy alentadoras. Después de ver los resultados de cada año, se escriben artículos acompañados por las palabras “bajos niveles”, “grave índice”, “últimos lugares”. Sí, para nadie es un secreto la mala reputación que tenemos con respecto a la lectura.

Antes de seguir adelante, quisiera presentarme. Me llamo Paulina Aguilar, soy originaria de León, Guanajuato y me dedico, precisamente, a los libros: soy escritora.

Como verán, tengo motivos para interesarme en los libros. Cada vez que escucho que los mexicanos leemos muy poco, no puedo evitar preguntarme por qué. Pareciera que los libros estuvieran alejados de la población, que la lectura fuera sólo para unos cuantos. ¿Acaso importa si alguien lee o no? Es decir, si una persona no lee, no pasa nada; el mundo gira, la vida sigue, se puede ser feliz sin leer (sí, claro) y tener una carrera exitosa (también, por supuesto).

¿Cómo puedo explicarlo? Tengo una idea… ¿les gusta viajar? Podrían pasar toda la vida en el mismo lugar, que seguramente tendrá sitios, personas y eventos interesantes. Si nunca viajan a otra ciudad, otro país o continente, no pasa nada; el mundo gira, la vida sigue, etc, etc. Sin embargo, si tuvieran que quedarse en el mismo lugar, ¿no sentirían que les falta ver algo? Al escuchar como unos amigos fueron a la playa de vacaciones o de viaje a París, ¿no querrían ver el mar o conocer la Torre Eiffel?

Es una situación muy parecida en el caso de la lectura. Cada libro es una ciudad diferente, con culturas misteriosas, un mundo nuevo por descubrir.

Leer trae numerosos beneficios como mejorar la ortografía, ampliar nuestro vocabulario, aprender estructuras sintácticas, nos hace reflexionar y mejorar nuestra capacidad de análisis. Pero, eso probablemente ya lo sepan y para ser honestos, quienes les gusta leer no lo hacen para mejorar la ortografía. Un motivo excelente para empezar a leer, además de esos excelentes beneficios, es la capacidad de imaginar. Cada historia que leemos nos regala la capacidad de imaginar, de transportarnos a otro lugar y vivir (aunque sea por unos capítulos) otra historia diferente a la nuestra. Nos ayuda a conectarnos con el mundo, a ver las cosas en el lugar de otros (los personajes), tener una perspectiva diferente a la nuestra.

Aunque parezca difícil pensarlo y a pesar de los estudios que dicen que los mexicanos no leen, las cosas están cambiando y sorpresivamente este cambio comenzó dentro de un grupo que tal vez no se esperaba: los jóvenes. Sí, son ellos quienes hoy en día han resucitado la lectura en nuestro país. La juvenil está en pleno apogeo; los jóvenes están sedientos de buenas historias.

Los invito a considerar esta posibilidad, a buscar mientras navegan en Internet, alguna recomendación de un libro que les llame la atención. Busquen algo que pueda interesarles: humor, terror, romance, fantasía, ciencia ficción, ficción histórica y muchos otros géneros. ¡Hay un libro para todos!

This article has 1 comment

  1. Que tal Paulina,

    Una interesante reflexion acerca de los habitos de lectura de los mexicanos, espero que como dices en tu articulo, estemos dejando de ser educados por la television y se este volteando a buscar mejores formas de entretenimiento tales como la lectura.

    La lectura es cultura, es educacion, es creatividad, te abre la mente, etc.

    Saludos!!!

Leave a Reply

newsletter software
error: Contenido Protegido. Travel-Leon.Net 2015